¿Se podrá despedir a quien no se vacune?

En las últimas semanas hemos conocido que se empezará a distribuir la vacuna en diferentes fases. Los primeros en recibirla serán los sanitarios, pacientes de riesgo y personas mayores. También sabemos que Sanidad espera haber vacunado a 20 millones de personas para mayo y que la sanidad privada se ha ofrecido a ayudar para agilizar el proceso de vacunación.

Parece que todo indica que si todo sigue como se espera, conseguiremos la inmunidad pronto. Pero, aunque parece que la evolución de la vacuna y su aceptación en la sociedad está aumentando, todavía hay un sector de la población que tiene sus dudas debido al rápido desarrollo de esta.

¿Se podrá despedir a quien no se vacune?

Este colectivo considera que la vacuna se ha desarrollado en poco tiempo y no se ha podido observar si puede tener consecuencias a largo plazo. ¿Podrían tener consecuencias las personas que decidan rechazarla?

Todo indica que así podría ser, aunque el proceso es voluntario y nadie está obligado a hacerlo, el gobierno plantea hacer un seguimiento de las personas que decidan rechazarla y aparentemente, las empresas podrán despedir a las personas que decidan no vacunarse.

Pero esto no es tan sencillo, los empresarios no podrán despedir a las personas sin incluir esta condición en su plan de prevención de riesgos laborales. Pero una vez hecho esto, podrán incluso negarse a contratar a las personas que hayan decidio no hacerlo.

La presidenta de la Asoción Nacional de Abogados Laboralistas, Ana Gómez, afirma: “Los tribunales son los que interpretan, pero la normativa de prevención parte del principio de la responsabilidad de un empresario sobre la salud de sus trabajadores”. Como la responsabilidad recae sobre el empresario, es él el encargado de decidir las medidas necesarias dentro de su empresa para conservar la salud de sus trabajadores.

¿Se podrá despedir a quien no se vacune?

¿Sería un despido legítimo?

Aparentemente esto es un choque contra los derechos del trabajador ya que se le está condicionando a ingerir una sustancia en su cuerpo, pero esta decisión terminaría recayendo en un juez, que será el encargado de tomar la decisión. Todo apunta que será legítimo despedir a un trabajador por rechazar voluntariamente la vacuna contra el covid.

El gobierno ya ha comunicado que la distribución de esta será completamente gratuita, así que el trabajador no podrá apelar al precio de esta. Se ha tomado esta medida porque el objetivo principal es obtener la inmunidad colectiva de la sociedad Española antes de final de año.

A pesar de todo, no se conoce ninguna empresa que haya puesto esta cláusula en su plan de prevención de riesgos laborales todavía, aunque se espera que con el tiempo las empresas empezarán a hacerlo.

¿Se podrá despedir a quien no se vacune?

¿Es moral esto?

El debate llegó con las primeras vacunas aplicadas en la unión europea. La presidenta del Comité Económico y Social Europeo afirmó que es algo que obviamente tenía que pasar y que ella como empresaria debería tener la opción de elegir sobre quién trabaja en su empresa.

Aunque se desconoce si cuál será la reacción de los empresarios, ella afirma que es completamente normal que se le dé a los trabajadores la opción de elegir si quieren trabajar para la empresa o no.

Hasta el momento el gobierno de España no ha confirmado nada al respecto, pero sigue insistiendo que en nuestro país la vacuna no será obligatoria, al menos, por ahora. Según informes del CIS, la mayoría de los ciudadanos no están de acuerdo en que la vacuna sea obligatorio y opinan que el ciudadano debe tener el derecho de elegir sobre esto. A pesar de ello, la aceptación en España no para de crecer, un 68% de la población no dudaría en vacunarse.


Por ahora lo único que podemos hacer es protegernos a nosotros y a los nuestros para evitar ser infectados, recuerda usar Textil Béjar siempre que estés fuera de tu casa, usa gel hidrolítico y procura mantener la distancia de seguridad, son tiempos difíciles y de incertidumbre, pero entre todos podemos pararlo.